Vie. Jun 14th, 2024

Novak Djokovic vivía un doble regreso en Cincinnati. Volvía a las pistas después de perder su corona en Wimbledon a manos de Alcaraz y lo hacía en Estados Unidos dos años después de su última aparición. Y no tenía al mejor rival para conseguir un inicio fácil: Alejandro Davidovich, que estrenaba su mejor puesto en la clasificación (23º en el ranking) tras una gran semana en Canadá, llegando a semifinales, donde apareció con una nueva mentalidad. El partido prometía entretenimiento pero la espalda del español dijo basta justo antes de terminar el primer set. Aun así, arriesgó y en el primer punto de la segunda manga otro tirón en la espalda le obligaba a retirarse. Se inicia con victoria Novak aunque sin el rodaje que hubiera deseado porque tendrá unos octavos de final exigentes ante un hueso duro como Gael Monfils.

El partido, en sus inicios, se veía como una lucha entre una máquina engrasada, como era Davidovich, contra una que tenía que volver a ponerse en marcha, la de ‘Nole’. Se exigió mucho Novak desde el principio que no le gustaba errar bolas que normalmente no falla. Como si no aceptará haber estado más de un mes de parón y queriendo afinar su puesta a punto para el US Open lo antes posible. Tampoco estaba cómodo su equipo que, desde que la norma del coaching se ha relajado, no paraban de darle órdenes.

“¡Muchas piernas!”, le aconsejaba también Jorge Aguirre a Davidovich, su entrenador desde los once años. Fue en aquel instante, cuando intentaba subir una marcha más, el momento en el que la espalda se lo negaba. El encuentro estaba en 4-3 y el malagueño pedía el físio y se iba a los vestuarios para intentar calmar el dolor. No lo consiguió porque volvió a la pista más rígido y sin poder moverse. La preocupación se apoderó del español que negaba con la cabeza y cedía su servicio a favor de Nole que sacaría para llevarse el set. Sin embargo, el número dos, todavía con mucho margen de mejora, no le sentó bien el parón, se enfrió, bajó la guardia y perdía la oportunidad de llevarse el primer set. Pero la espalda de ‘Foki’ le brindó una segunda oportunidad que el serbio no desaprovechó y se apuntaba el primero por 6-4.

“Esto no suma, si no puedes no sigas. O te partes la espalda o te vas, pero jugar así no vale para nada. O lo encaras con todo, o te vas”, reflexionaba desde las gradas su entrenador Aguirre. Y se lo pensaba bastante el malagueño que al final optaba por la opción de luchar y continuar el partido. Tomó la decisión errónea porque, al primer golpe de la segunda manga, otro mal gesto de la espalda le hizo cortar de raíz y retirarse del partido. Abandona Davidovich Cincinnati con problemas en la espalda y a menos de una semana y media para el inicio del US Open. Avanza Djokovic que se preocupó por el estado del español y también por su poco tiempo en pista. Apenas pudo mostrar nada de juego y lo tendrá que hacer contra un volcánico Monfils en los octavos de final.

Rune lesionado, Sinner eliminado y Alcaraz contra su verdugo

Muchas sorpresas se están produciendo en el cuadro masculino de Cincinnati, se nota como en apenas diez días se juegan todo en el último Grand Slam de la temporada y ningún tenista quiere tomar riesgos innecesarios. Así ha sido el caso del danés Holger Rune que también se retiraba de su partido ante Mcdonald (6-4, 2-0) por molestias en la espalda. Mientras que el italiano Jannik Sinner apenas ha podido descansar y disfrutar de su primer Masters 1000 tras caer en su primer partido en Cincinnati ante Dusan Lajovic (6-4, 7-6) y el número uno, Carlos Alcaraz, tendrá otra oportunidad para redimirse del americano Tommy Paul en la tarde-noche de este jueves (no antes de las 21:30, Movistar+).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.