Vie. Jun 14th, 2024

Kenia ha pedido a la comunidad internacional su apoyo para poner en marcha “en poco tiempo” la fuerza multinacional de asistencia a la Policía de Haití, aprobada este lunes por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que será liderada por el país africano. El ministro keniano de Asuntos Exteriores, Alfred Mutua, expresó en la red social X (antes Twitter): “Hago un llamamiento a todos los socios internacionales de buena voluntad para formar una misión multinacional de apoyo eficaz que, en poco tiempo, estará cambiando vidas en Haití”.

El dirigente dio las gracias a la ONU por adoptar la resolución que otorga el mandato para intervenir en Haití para ayudar a los “hermanos y hermanas que están sufriendo”. “Este mandato no se trata solo de paz y seguridad, sino también de la reconstrucción de Haití: sus políticas, su desarrollo económico y estabilidad social”, añadió Mutua.

Pabellón deportivo de Puerto Príncipe donde se refugian personas que huyen de la violencia de las bandas, el 1 de septiembreRALPH TEDY EROL (REUTERS)

El Consejo de Seguridad aprobó este lunes el despliegue por un año (prorrogable) de la fuerza multinacional, una resolución que llega un año después de que fuera pedida por el propio Gobierno haitiano y respaldada de inmediato por el secretario general de la ONU, António Guterres.

La abstención de Rusia y China

La medida fue aprobada con 13 votos a favor y dos abstenciones (Rusia y China), sin ningún voto contrario entre los 15 miembros del Consejo, algo raro en los últimos tiempos de gran división geopolítica. Sin embargo, fuentes del organismo dijeron a EFE que no cabe esperar un despliegue inmediato, sino que este proceso llevará “varios meses”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Se sabe que la misión de unos mil agentes será liderada por Kenia, que aportará la mayor parte del contingente, y varios países caribeños —entre ellos Jamaica, Barbados y Bahamas— se han mostrado dispuestos también a brindar un número indeterminado de agentes, mientras los países latinoamericanos no se han ofrecido a enviar efectivos de momento.

Haití está inmerso en una profunda crisis marcada por la violencia extrema, con grupos armados que controlan la capital, Puerto Príncipe, y otras partes de su territorio y son responsables de centenares de asesinatos, violaciones, secuestros y otros crímenes. El Gobierno keniano envió el pasado mes de agosto una delegación al país caribeño para evaluar la situación sobre el terreno. La ONU ha reiterado que la eventual misión no se asemejaría a una fuerza de paz o de interposición, como suele ser lo habitual, sino que sería una mera fuerza de apoyo policial a las órdenes de la Policía haitiana.

La ONU ha recordado que más de 3.000 personas han sido asesinadas en Haití en lo que va de año y hay más de 1.500 casos de secuestro por rescate. Unas 200.000 personas han tenido que huir de sus hogares y las agresiones sexuales a mujeres y niñas a manos de grupos armados continúan aumentando. Decenas de miles de menores no pueden acudir a la escuela, informa Europa Press.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.