Jue. Jun 13th, 2024

Mundial de Baloncesto – segunda_ronda_grupos – jornada 2

España

Canadá

Canadá

“No juego para ser un buen jugador de baloncesto. Juego para ser uno de los mejores de la historia”. La declaración de intenciones corresponde a una de las estrellas de la NBA y de este Mundial. El escolta Shai Gilgeous-Alexander comanda a Canadá después de un curso brillante como director de juego en Oklahoma Thunder. Ni en su equipo ni en la selección hay dudas sobre el protagonismo de este joven de 25 años y 1,98m que es un prodigio físico (herencia de su madre, olímpica en Barcelona 92 por Antigua y Barbuda en 400m) y un incesante tirador. SGA, como se le conoce por sus siglas, es el líder del conjunto norteamericano en media de puntos (22,3; sexto máximo encestador del campeonato), rebotes (7,8) y asistencias (4,3). Un tres uno que habla por sí solo de la omnipresencia de Shai Gilgeous en la pista y de su capacidad para hacer de todo. Pasa como un base, tira como un alero y rebotea como un pívot. España tendrá este domingo (15.30, La1) enfrente a un torbellino difícil de contener en el camino hacia los cuartos.

La misma FIBA sitúa al jugador nacido en Toronto en el segundo puesto de su ránking del MVP del Mundial, solo superado por el esloveno Luka Doncic, y por delante del estadounidense Anthony Edwards. Su seleccionador, Jordi Fernández, se rinde al compromiso de su mejor pieza. “Es una súper estrella y a la vez una persona muy entrenable, que viene, trabaja y es muy profesional no solo en cuanto al juego sino a cuidarse el cuerpo y prepararse completamente. Y es un buen líder. Es el ejemplo a seguir por muchos jugadores, sobre todo los más jóvenes. Como el mejor del equipo, es un punto de mira para los demás. Todo el mundo piensa en los puntos, pero contra Francia lideró al equipo en rebotes [13], con seis asistencias y solo un balón perdido. Eso es muy importante. Eso dice que no solo es un jugador que impacta en el juego metiendo puntos, sino defendiendo y haciendo mejores a sus compañeros”, explica el preparador catalán.

El balón es para Shai Gilgeous-Alexander, faro indiscutible de Canadá después de la baja de última hora del alero Jamal Murray, que renunció al Mundial tras un largo curso en la NBA coronado con el anillo con los Denver Nuggets. En la Liga estadounidense también ha brillado este curso la figura de SGA, por primera vez con un hueco en el All Star, como reserva del Oeste. Fue elegido en 2018 por los Hornets, traspasado a los Clippers y un año después a Oklahoma. Ahí ha firmado esta temporada la mejor marca anotadora de su carrera, 31,4 puntos por noche que le convirtieron en el máximo realizador de la franquicia, además de sumar a la cesta 4,8 rebotes y 5,5 asistencias.

Es también un seguro de vida en los tiros libres, con un 90,5% de acierto en la competición estadounidense, y el jugador que más lanzamientos de un punto metió en toda la NBA durante la campaña, 669, por delante de Embiid, Trae Young, Tatum y Doncic. SGA es una máquina de lanzar. Nadie en la Liga tiró más veces de dos puntos en el curso pasado que él, en 1.213 ocasiones, y solo Embiid y Antetokounmpo celebraron más aciertos. Números de referente que se trasladan a la cuenta corriente con un contrato de 148 millones de dólares por cuatro cursos.

El joven Shai creció viendo desde la grada a José Manuel Calderón en los Toronto Raptors. Hoy es el cerebro de Canadá, un inteligente lector de espacios y un productor de canastas. Los puntos se le caen de las manos. En febrero le endosó 42 a los Rockets, y este Mundial lo abrió con una exhibición de 27 y 13 rebotes que fundió a Francia. SGA es justo el jugador que España echa de menos, una súper estrella que mueve al equipo pero que es capaz de decidir un partido.

Clasificación de los grupos de la segunda fase.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites